21 de enero de 2017

CINE | TENÍAS QUE SER TÚ


Tenías que ser tú (Leap Year) · Amy Adams, Matthew Goode
2010 · Comedia, Romance · 1h 40min
✩✩✩✩✩
Una joven enamorada (Amy Adams) va a Dublín para pedirle a su novio que se case con ella. Lo hará siguiendo una tradición irlandesa, según la cual solo un día cada cuatro años -el 29 de febrero- una mujer puede proponer matrimonio a su novio con la certeza de que no será rechazada. Sin embargo, durante el viaje, una circunstancia imprevista la obligará a pedir ayuda a un rudo mesonero irlandés con el que tendrá que caminar campo a través si quiere llegar a tiempo para hacer su propuesta de matrimonio.

Gracias a un libro, encontré esta película, y no sabéis lo mucho que me ha gustado. Se ha convertido en una de mis favoritas.


Anna esta decidida a formar una familia, aprovechando que ya mismo se acerca el día de una tradición legendaria en la que no se puede rechazar la propuesta de matrimonio, decide ir a Dublín, a visitar a su pareja, para pedirle que se case con ella. Nada más lejos de la realidad, Anna se encuentra con todo tipo de problemas, y en ese camino se cruza Declan, un hombre dolido por su pasado, y con el que ella no se lleva nada bien, aunque hay mucha química entre ellos. 
Qué pasará... ¿Anna decidirá seguir adelante con su plan o cambiará de ruta?

¡No puedo estar más emocionada, tenía muchas ganas de hablar de esta película!

Anna, es una mujer ingenua, que intuye lo que pasa en su relación, pero no quiero verlo, a veces he creído necesario que bajase de su nube, y eso Declan,  lo ha hecho muy bien, me he reído mucho con él, y en serio, no es fácil que una película me haga reír. Él es carismático, sarcástico, es todo lo contrario a Anna, en el sentido de que son diferentes, y se complementan, qué bien que estos dos se hayan conocido, aunque no hayan sido en las mejores circunstancias.
Después está Jeremy, el novio superficial de Anna. Uff, que mal me ha caído, no me ha gustado nada. (¿por qué será?)

Además, la película cuenta con una ambientación y unos paisajes hermosos, dignos de Dublín claro está.


Perderse es justo lo que Anna necesitaba para ver la realidad. Afortunadamente, al final encuentra con quién esta su lugar. Cuándo crees que la película va a acabar de la peor manera, luego te sorprende, y ahí es cuándo yo me pongo feliz.

Los diálogos entre ambos me han gustado muchísimo, llenos de chispa, picardía, sarcasmo, y una chispita de frustración por parte de Anna siempre que Declan la irrita.

En conclusión, la recomiendo al cien por cien. Si os gustan las románticas, mezcladas con comedia, os va a gustar seguro. Además, ejem, no me podía resistir, ¿pero habéis visto al protagonista masculino? Vale, sé que esto es algo menor (mentirosa soy) , pero es un punto extra.

(me too darling <3)
¡Apúntala ya en tu lista de pendientes, no te arrepentirás!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Muchas gracias por tu comentario! Los leo y los devuelvo.

Si eres un nuevo seguidor, puedes dejarme el enlace con tu blog para que lo visite.